Cómo planificar una boda económica en la playa

Cómo planificar una boda económica en la playa

Compartir en:

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


Realizar una boda en la playa no es solamente una idea original y romántica, sino que tendrá un estilo diferente sin dejar de ser elegante. Pero, si no quieres que se te vaya de las manos, ajusta tu presupuesto. ¿Cómo? Aquí te explicamos cómo.

Casarse en una playa, con los pies descalzos sobre la arena y una agradable brisa en el aire, es un desafío que emprenden quienes prefieren un estilo de vida relajado y más cercano a la naturaleza.

Sin duda, una boda en una playa resultará mucho más económica que realizar una boda convencional. Mucho más aun si los novios pueden ser flexibles con la fecha y esperar el mejor momento para llevar adelante el casamiento. 

Consejos para una boda en la playa

El lugar

Lo más lógico y razonable es que la playa en donde se realice la boda esté más o menos cerca de donde la pareja celebrará luego el convite.

También hay que pensar en los invitados, por eso es una buena idea elegir algún lugar turístico que puedan aprovechar como unas mini vacaciones.

Obviamente, será mucho más económico llevar adelante una boda en la playa en temporada baja, ya que los costes habrán descendido notoriamente.

La hora

Es recomendable que en algún momento de la boda se pueda disfrutar de la puesta del sol desde la playa misma.

Puedes también realizarla en horas de la noche, pero tendrás que pensar en gastar en iluminación y en otros tipos de ambientación, ya que la temperatura no es igual de día que de noche.

El traslado

Es aconsejable que en las cercanías haya un lugar para aparcar los coches de los invitados. También es recomendable contratar los servicios de alguna empresa de autobuses para que puedan asistir quienes no tienen un vehículo.

Las invitaciones

Asegúrate de que todos los invitados tengan bien claro que la boda se realizará en la playa y sobre la arena. Debes anticiparles de tus proyectos porque ellos también tendrán que adaptarse al entorno y en base a ello hacer las compras necesarias para vestimenta y calzado.

Realiza los envíos de las invitaciones con el tiempo suficiente para que todos tengan tiempo de organizarse.

La vestimenta

Evidentemente, al hacer una boda en la playa estás destacando del resto, porque no quieres un enlace convencional y rígido.

Quieres evitar lo formal y la vestimenta es precisamente lo que marcará la diferencia. Para la playa no tienes que comprar telas de alta calidad y es recomendable no usar prendas largas que se arrastren en la arena y se ensucien en pocos minutos.

El vestido de la novia puede ser casual pero elegante, mientras que el traje del novio puede ser de telas frescas como el lino o el algodón, sin corbata y con una flor que armonice con los colores del mar y de la arena.

La ceremonia

La ceremonia del matrimonio se realizará en la playa y es un excelente momento para que todos puedan sentirse partícipes del acontecimiento.

El sacerdote u oficiante puede dar el micrófono a aquellos invitados que quieran aportar alguna anécdota o felicitar a los novios. Los familiares de lo casados también pueden asumir roles protagónicos y organizar lecturas grupales o mensajes para los recién casados.

Sé creativa, una boda en la playa no es un evento convencional y puedes innovar en los detalles que creas que harán que ese día sea aún más especial. Y, si quieres portar tacones, ya sabes, los cubretacones son imprescindibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *